miércoles, noviembre 19, 2008

Cap 6: La horda y el fin de NADIE

La horda se había reunido, estaban los carros organizados para salir, cada uno con su palo en la mano, un arma empuñada, la ira, la idignación y la borrachera en los ojos, con los demonios encarnados y fuera de sí.

Tomaron el camino a la finca "El Olvido" donde NADIE llevaba trabajando desde la muerte de su madre, las arengas se repetían una y otra vez en contra de esa persona que nadie había visto, pero estaban seguros de reconocerla tan pronto verla.

Llegaron a la finca, en silencio rodearon la casa del mayordomo, y sentado en el centro de una sencilla sala se encontraba NADIE, el hombre más feo del pueblo, con su mirada llena de un profundo vacío y serenidad , esperando su muerte (pues hay cosas que NADIE sabe) y a un solo grito: - ¡¡¡MUERTE A NADIE!!!! entraron, molieron y mataron a palazos a NADIE, y una vida sin sentido término.

El cuerpo de NADIE fue arrojado al río, el registro de NADIE fue borrado del libro de bautizos, las notas policíacas fueron cambiadas por otras, la memoria colectiva no tenia espacio para guardar información respecto a NADIE y el entierro de Juliana ocurrió bajo el dolor y las lágrimas de un pueblo que solo quería recordar las cosas bonitas.

El día que NADIE murió, no solo murió NADIE, también murió Juliana, y la última pasión enfermiza de un padre que había asesinado a su propia hija luego de semanas atrás, contarle de su medio hermano, la criada Rosalba y de su puta madre, en una noche de orgía, licor y extorsión al antiguo párroco.

3 comentarios:

Ana Elisa dijo...

Me alegra que estes escribiendo de nuevo.
El cuento me mantuvo concentrada hasta el final, muy bueno.
Espero que pronto nos entregues más historias.

Ando-Contando dijo...

Hola, tenemos un proyecto www.andocontando.blogspot.com haber si nos enlazamos...¿te animas?

Angus dijo...

Me gusta como escribes. La casi claustrofóbica esencia de tus letras.